Factores de éxito en la competencia mundial (Parte 1) PDF Imprimir E-mail

Por Juan Manuel Ríos P.

Con la apertura de los mercados de Centro América, República Dominicana y Estados Unidos, es frecuente escuchar comentarios referente al nivel de preparación y adaptabilidad que las empresas de los países de la región, deben tener o generar para competir exitosamente en los mercados, que ahora se abren con ciertas facilidades a ellos, y competir internamente con la competencia que vendrá, la cual será evidente a través de diversas e innovadoras estrategias.

Al analizar los éxitos y fracasos de organizaciones en los mercados mundiales, se pueden identificar dos grandes grupos de factores, que pudiéramos definir como Factores de Éxito en la Competencia Mundial. El primer grupo está conformado por factores internos a la organización, o Eficiencias Globales Creadas por las Empresas, quiere decir, se generan internamente; el segundo grupo es originado en el entorno nacional, o sea, Eficiencias Globales Creadas por los Gobiernos.

Al analizar las Eficiencias Globales Creadas por las Empresas, pueden citarse:

  • Desarrollo de un Marketing Mundial, lo cual implica cambios de actitudes con respecto a la visión del mundo y los mercados que hasta el momento se tiene. Comienza por ver al resto del mundo como el mercado natural de la empresa, sin que esto implique que la misma mercadeará sus productos en todos los países, mas precisamente: el mundo es su mercado, pero identificará aquellas regiones y/o países en los cuales identifique oportunidades de negocios rentables, lo cual constituye lograr localizaciones mundiales. En ese sentido, conocerá y analizará con mas precisión las culturas, hábitos de compra y consumo de los países seleccionados y adecuará su marketing mix a los mismos. Esto implica además para la organización:
  • Diseño de estrategias globales.
  • Generar capacidad interna para adecuarse a las diversas culturas en donde sus productos tendrán presencia.
  • Para ser competitivos, se debe trabajar permanente para reducir costos.
  • Contar con productos excelentes, sin que esto signifique que ese solo hecho es suficiente para tener éxito. ¡Es solo uno de los ingredientes del mismo!
  • Desarrollo de una estructura y cultura organizacional capaz de generar respuestas a los cambios y tendencias que se identifique en los mercados, en los menores tiempos posibles, y con una clara comprensión de tales eventos.
  • En algunas oportunidades, el lograr alianzas estratégicas puede ser muy ventajoso. El socio local conoce su mercado, además de que dependiendo de las características del mismo, puede aportarle sus canales de distribución y otros factores clave.
  • Otro de los factores que contribuyen al éxito de la empresa, es su capacidad de innovación. Es conveniente enfatizar que innovación no es solamente tecnología: se innova también cuando se generan internamente capacidades especiales para adecuarse a los mercados de manera diferente a los que utiliza la competencia, o se adecuan de manera mas precisa a la idiosincrasia del país en cuestión, por ejemplo.
  • La tecnología utilizada es otro importante ingrediente para el éxito, con ella podrá innovar en diseño, o generar costos mas bajos, o lanzar al mercado productos innovadores poco o no conocidos.

Los factores antes señalados constituyen los ingredientes esenciales para una gestión exitosa en los mercados mundiales, sin embargo, gran parte del mismo dependerá de la actitud y el compromiso que la directiva de la empresa adopte para visualizar y gestionar en los diversos mercados, e introducir los cambios oportunos y necesarios en la estructura y cultura de la organización para insertarse en los mercados mundiales. En el próximo artículo analizaremos la importancia de las Eficiencias Globales Creadas por los Gobiernos y su impacto en la gestión de la empresa.