Por Richard Branson

Hace un tiempo patrociné el Sunday Times Fast Track 100 en mi casa de Oxforshire. Este evento anual reúne a líderes de las 100 empresas privadas de mayor crecimiento en Gran Bretaña, así como a otros empresarios líderes y algunos aspirantes a emprendedor del Branson Centre of Entrepreneurship de Johannesburgo, en Sudáfrica.

Pasamos un día completo compartiendo y escuchando historias de logros e innovación. Hubo muchas risas y grandes conversaciones. Pero al ver a las personas reunidas alrededor de la mesa de la cena, tuve una maravillosa oportunidad de reflexionar qué es lo que hace exitoso a un emprendedor. Me encontré regresando a los básicos: los tres atributos clave que pueden hacer la diferencia en la carrera de cualquier persona.

Conoce las 10 cualidades que convirtieron a este singular inventor en un ejemplo a seguir para todos los emprendedores.

No cabe duda: Steve Jobs fue uno de los emprendedores más visionarios de todos los tiempos. Genio de la tecnología y los negocios, fundó junto con Steve Wozniak una de las empresas más exitosas (y, de acuerdo con la revista Fortune, la más admirada del mundo). Apple es sinónimo de innovación, un ejemplo a seguir para las empresas tecnológicas... y para cualquier otro tipo de negocio.

¿Qué cualidades de Jobs guiaron su camino al éxito?

1. Perfeccionismo
Muchos profesionales declaran ser perfeccionistas, pero Jobs rayaba en lo obsesivo. Para el lanzamiento del primer iPod, sus colaboradores de Apple pasaron toda la noche trabajando en el reemplazo de la toma de los auriculares porque él consideraba que no hacían clic en la forma precisa y deseable.

2. Mente fría
Jobs descartó algunos de los productos que creó porque no les veía futuro. Aun así, no se arrepentía de las decisiones que tomaba. Por ejemplo, canceló la creación del clon del Palm Pilot porque visualizó que los teléfonos con internet móvil se impondrían a las computadoras de bolsillo.

3. Seleccionar a los mejores
El creador del iPhone siempre se preocupó de elegir a los mejores ejecutivos para que se encargaran de la ejecución de sus proyectos. Para el lanzamiento de las cadenas de tiendas Apple, Jobs reclutó al arquitecto I.M. Pei y a Mickey Drexler, de Gap para que formaran parte del consejo de administración de su empresa.

Por Scott Hansen

En el mundo empresarial, un estado correcto de la mente puede lograr cosas asombrosas. Puede convertir a una persona en un líder emprendedor, y llevar cualquier negocio al siguiente nivel. Por el contrario, existen algunas creencias que son realmente tóxicas para tu carrera. Éstas son las cinco peores que conozco.

1. “Eso no va a pasar”

Hay un montón de creencias tóxicas que flotan en el entorno empresarial, pero quizá ninguna tan peligrosa como la idea de que algo no puede suceder. Piensa en todas las grandes startups. ¿Qué hicieron? Vieron un problema y encontraron una forma creativa de solucionarlo; construyeron un puente entre dos puntos. Su éxito proviene de haber visualizado una tarea complicada y dicho: “yo puedo hacerlo”. ¿Cuántas veces te dices a ti mismo “no puedo hacerlo”? Si la respuesta es “más de cero”, es momento de que elimines la frase de tu vocabulario antes de que termine con tus posibilidades de éxito.

2. “No se puede superar el miedo”

El mundo empresarial puede ser desalentador, y se requiere un tipo especial de persona para dar el primer paso. Cualquier empresario exitoso podrá constatar el temor que sintió al entrar al reino de los negocios, y francamente, sería preocupante si no se hubiera sentido así al principio. Sé que yo lo sentí. Sin embargo, no hay excusa para permanecer sumido en el miedo: superarlo es uno de los aspectos más importantes de la iniciativa empresarial. Haz lo que sea necesario para vencerlo; repítete lo maravilloso que eres cada vez que te mires en el espejo, si eso es lo que necesitas. Simplemente, no mires el temor como un obstáculo infranqueable.

Clientes

  • Cliente9
  • Cliente1
  • Cliente2
  • Cliente3
  • Cliente4
  • Cliente19
  • Cliente20
  • Clientes21
  • Cliente22
  • Cliente23
  • Cliente24
  • Cliente25
  • Cliente26
  • Cliente27
  • Cliente28
  • Cliente29
  • Cliente30
  • Cliente31
  • Cliente32
  • Cliente33